El telegrama largo de George F. Kennan

El “telegrama largo” fue un documento reservado enviado por el diplomático estadounidense George Frost Kennan en 1946. Kennan trabajaba por aquel entonces en la embajada americana en la Unión Soviética. Desde su posición, elaboró un documento donde explicaba cómo debía actuar su país frente la URSS.

En este documento, Kennan desarrollaba la política norteamericana de la contención hacia la Unión Soviética. Por ello, el documento de Kennan se convirtió en un referente para la política exterior del Presidente Truman.

El diplomático estadounidense George F. Kennan

Kennan fue una de las figuras más prominentes de la Guerra Fría. En el “largo telegrama” de 1946 Kennan argumentaba que el régimen soviético era intrínsecamente expansionista. Según el diplomático estadounidense, su influencia había de “contener”, especialmente en las áreas de importancia estratégica para los Estados Unidos. En un segundo documento, escrito en 1947, Kennan desarrollaba más ampliamente su teoría de la contención.

Estos textos se consideran los documentos ideológicos fundacionales de la política de la Guerra Fría y expresan la política antisoviética de la administración Truman. Kennan participó también en la formulación y fundación de los programas e instituciones nacidos de la Guerra Fría, como el Plan Marshall.

Conclusiones de Kennan en el “largo telegrama”

  • La Unión Soviética se percibía a sí misma como en una guerra eterna contra el capitalismo.
  • Los grupos de izquierda moderada (no-comunistas) eran percibidos por el régimen soviético como enemigos, no como aliados.
  • La Unión Soviética utilizaría como aliados a los elementos marxistas localizados en el mundo capitalista a los que pudiera controlar.
  • El «agresión soviética» no estaba fundamentalmente alineada con los puntos de vista del pueblo ruso o la realidad económica, sino más bien con la «histórica paranoia y xenofobia rusa».
  • La estructura del gobierno soviético prohibía la descripción objetiva tanto de la realidad interna como de la externa.

En conclusión, el telegrama de Kennan tuvo una gran repercusión en la administración norteamericana. Ciertamente, influenció en gran medida las decisiones del Presidente Truman. No obstante, a medida que los Estados Unidos asumían una estrategia militar más agresiva, Kennan alertó que se habían malinterpretado sus escritos.

Kenan nunca estuvo de acuerdo con la carrera armamentista asociada a la Guerra Fría, ya que él no consideraba la Unión Soviética un rival, ni una amenaza, militar (ya que era un país muy desgastado por la guerra) sino un fuerte rival ideológico y político.